Make your own free website on Tripod.com

SE FUGAN COMANDANTE Y CINCO

AGENTES DE LA JUDICIAL ESTATAL

 

  • Los busca la PGR porque se apoderaron de un cargamento de droga, armas y dinero
  • Se cree que están involucrados en actividades del crimen organizado

Desde hace varios días se encuentra “desaparecido” el comandante del grupo de homicidios de la Policía Ministerial de Baja California Sur, Enrique Willars Ramírez, junto con otros cuatro agentes de la corporación, luego de que el juez de distrito solicitara su captura por estar involucrados en un supuesto hurto de un cargamento de droga que decomisaron en el año 2000.

 

Junto con Enrique Willars Ramírez, tampoco se han presentado a trabajar los agentes Martín Alvarez Savín, José de Jesús Nieves, Iván Márquez y uno más de apellido Zazueta Ramírez, quienes según informes extraoficiales también estarían involucrados en este caso, donde no entregaron a las autoridades federales completo un cargamento de droga que habían incautado a un narcotraficante, cuyo nombre no fue revelado,  junto con dinero y armas.

 

Los hechos fueron denunciados por el propio narcotraficante, por lo que el juez de distrito solicitó la captura de los oficiales de la Policía Ministerial luego de negarles el amparo y desde entonces, ya no se han presentado a trabajar a sus labores habituales sin que hasta el momento se conozca su paradero, por lo que ya se les considera como prófugos de la justicia.

 

Este es el cuarto escándalo de gran magnitud en tan sólo seis meses que surge en la Policía Ministerial de Baja California Sur, luego de que el anterior 12 de marzo intentaran asesinar al comandante Salomón Ricalday en Ciudad Constitución; el domingo 15 de agosto fue muerto de un tiro en el rostro por su propio compañero el oficial Jesús Mora Rivera y el viernes 20 de agosto fue ultimado a tiros el agente ministerial Eduardo Fernández Oyorzábal.

 

Ante esta situación, el titular de la corporación Luis Ángel González Rubio ha guardado silencio. Igual ocurre con el procurador de Justicia, Genaro Canett Yee.